El verano es una de las épocas del año más plácidas, pues son entre 1 y 3 meses de sol, calor, a veces lluvia, pero sobre todo de descanso de las actividades cotidianas, pues por lo menos durante buena parte de esta temporada los niños, adolescentes y jóvenes no tienen actividades escolares y es común que muchos adultos tengan o soliciten vacaciones en sus empleos.

A pesar de lo bien que todo esto suena, a veces llega a ser tan largo este periodo de descanso que puede tornarse aburrido, no hay actividades nuevas para hacer y las actividades comunes, como ver la televisión, ir al cine, jugar videojuegos y en general la convivencia familiar cotidiana, ya no satisfacen las necesidades recreativas y de diversión.

Es por todo esto que los campamentos de verano son una de las mejores alternativas para pasar el tiempo de manera productiva y divertida durante los largos periodos vacacionales que se tienen justo a la mitad de cada año.

A pesar de lo conocido que es este término, muchas personas no entienden por completo lo que significa. Este tipo de campamento se refiere a un programa supervisado por expertos en el que se cuenta con un grupo de personas, por lo general niños y adolescentes, a quienes se asignan diferentes tareas y actividades con el objetivo de lograr integración, desarrollo, ampliar el conocimiento del sujeto y del grupo y promover el desarrollo de diferentes habilidades.

Cada uno de estos programas suele tener un tema o entorno específico, los cuales son muy variados, y con base en estos es que asignan las actividades a realizar. Por lo tanto la cantidad de opciones es vasta, pues hay programas de todo tipo: de música, actuación o cualquier otro arte, de cómputo o tecnología, de actividades deportivas como natación, atletismo o fútbol, de gastronomía, de idiomas, de magia, de campismo y actividades al aire libre en el campo o en contacto con la naturaleza, de ciencia y de muchos otros temas que pocos podrían imaginar.

Es posible que muchas personas tengan la idea de que los campamentos de verano son programas y actividades típicas y tradicionales de otras culturas y países, pero lo cierto es que en México han tenido gran relevancia y presencia desde hace muchos años, también es cierto que en los últimos años la demanda ha crecido considerablemente y por ello la oferta también ha crecido y es muy variada.

campamentos de verano

Una de las razones principales de esta creciente oferta y demanda es precisamente esta gran variedad temática y de actividades que estos programas ofrecen, pero sobre todo por la experiencia, pues quienes alguna vez fueron parte de un programa de este tipo saben que la experiencia que se vive, el aprendizaje que se obtiene y los amigos que se ganan, son invaluables.

Cabe mencionar que para la mayoría de niños y adolescentes, estos programas y su experiencia suelen ser altamente gratificantes, principalmente porque en un campamento, a diferencia de la casa o la escuela, las obligaciones, tareas y deberes son más atractivos, no se está bajo una mirada vigilante, se tiene una mayor sensación de libertad y responsabilidad y esto genera una gran confianza y bienestar en el niño o adolescente.

Pero en este punto es necesario hacer una pequeña parada, pues parece ser que los campamentos de verano son exclusivos para niños y adolescentes, pero no es así, esta alternativa también está disponible para adultos y familias enteras. Así como la gente joven necesita olvidarse de la escuela y el hogar y las obligaciones que implican, los adultos también necesitan olvidar sus deberes y concentrarse en tareas y actividades para su recreación y gusto personal.

Por lo anterior, ya existen muchos grupos que ofrecen programas no solo diseñados para menores de edad, sino también para familias o únicamente para adultos, programas que pueden incluir actividades sencillas, meramente relajantes y hasta infantiles, o programas que implican actividades físicas demandantes, aventura, exploración y emociones incluso extremas. Es decir, las opciones temáticas son igualmente variadas y amplias.

Ya sea que se trate de un programa para menores o para adultos, el tiempo de estancia es variable, puede ir de una a varias semanas, en ambos casos se viven experiencias que ofrecen desarrollo cognitivo, social y afectivo (incluidos los adultos), se adquieren o fortalecen hábitos y cualidades como la planificación, el orden, el seguimiento de reglas, la tolerancia, el trabajo en equipo, el liderazgo y la responsabilidad.

Estos programas también ayudan a las personas a salir de su zona de confort, del núcleo familiar, del grupo habitual de compañeros y amigos y así se ven obligadas a tener un proceso de adaptación a un entorno desconocido, a conocer otras personas, a colaborar y en consecuencia todo esto implica crecimiento personal.

Los beneficios y características de los campamentos de verano son muchos: crecimiento, desarrollo, aprendizaje, conocimiento, libertad, relajación. Lo más importante para conseguir todo esto es encontrar el lugar ideal, las instalaciones adecuadas y el programa correcto para disfrutar el viaje, las actividades y que la experiencia sea realmente placentera.

Ecoturismo El Roble es una de las opciones más confiables para estos fines, sobre todo para niños, jóvenes y adultos amantes de la naturaleza y la aventura, pues se trata de un rancho con el espacio y la amplitud de terreno adecuados para realizar diversas actividades al aire libre, siempre en contacto con el medio ambiente y sus elementos naturales, el agua, el aire y la tierra, además de la flora y fauna del lugar.

En este extraordinario lugar ubicado en la cola de la presa de El Cuarenta, Jalisco, gracias a sus características climáticas, geográficas y naturales, es posible tener un periodo vacacional inolvidable, conocer mucho más sobre la riqueza natural del país, respirar aire puro, ejercitarse de manera divertida, aprender y tener una de las mejores experiencias, pues los campamentos de verano de Ecoturismo El Roble son indudablemente la mejor opción para los amantes de la naturaleza.